jueves, 1 de septiembre de 2011

Boceto a rotulador en mi cuaderno.


Este retrato de Einstein lo hice a partir de una foto en un suplemento dominical. La verdad es que los dominicales y los periódicos son una fuente inagotable de ideas para dibujar. Utilicé lo que tenía más a mano: rotuladores de marcación permanente y lápiz..lo malo es que la tinta me traspasó la página y me ensució el dibujo que tenía detrás..gajes del oficio.

3 comentarios:

Margarita dijo...

Gajes del oficio, Eduardo. A mi me ha ocurrido en alguna ocasión que algún apunte del que estaba medianemente satisfecha, se ha arruinado porque el papel no era el adecuado para la acuarela...En tu caso, lado bueno es haber conseguido un parecido es más que razonable en, digamos, difíciles circunstancias...jeje
Abrazotes

Ramón Lejardi Fundazuri. dijo...

Hola Eduardo te a quedado bien el Alberto. Veo que estas volviendo a actualizar más a menudo y eso no solo te anima a ti sino tambien a los que te seguimos. Un abrazo.

Eduardo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Y sí, es lo que tienen de bueno los cuadernos de dibujo, que los fallos y errores forman parte de ellos y hasta quedan bien, jeje.