viernes, 19 de noviembre de 2010

Retrato de Carol.

retrato Carol

Por fin puedo dedicar algo más de tiempo a pintar y hacer trabajos más elaborados que los bocetos rápidos de mi cuaderno de dibujo. Tenía ganas de coger otra vez los lápices de colores, así que me he atrevido con un retrato de mi hija Carolina, con 4 añitos. Lo he hecho a partir de una foto, y para el tiempo que hacía que no trabajaba con lápices de colores estoy contento con el resultado. Realizado sobre papel Stonehenge con un tamaño de 38 x 55 cm. Me ha gustado mucho la suave textura de este papel. Hasta ahora había utilizado Canson y Fisher400, y sin duda me quedo con éste.

6 comentarios:

SUSANA dijo...

Hola eduardo que niña tan guapa tienes , te ha quedado muy bien , no se que tienen los retratos que nos fascinan tanto , sera el intentar captar la personalidad y el interior de una persona lo que nos hace volver a ellos ....
saludos susana.

Eduardo dijo...

Pues tienes toda la razón Susana, algo tienen los retratos que terminas regresando a ellos. Supongo que la dificultad que entrañan, el intentar ir más allá del simple dibujo... Gracias por tus comentarios

Olivia dijo...

Tendre et sensible, bravo !

Eduardo dijo...

Gracias Olivia por tus palabras. Por cierto, tienes un blog muy bonito, lo visitaré con frecuencia. Enhorabuena.

Margarita dijo...

Qué buen trabajo, Eduardo. Te felicito. Por cierto que no conocía ese papel que has utilizado. A ver si lo encuentro y lo pruebo -vivir en un pueblo tiene ciertas limitaciones a la hora de conseguir materiales-.

Eduardo dijo...

Margarita, el papel que he utilizado lo compré por internet. Hice un pedido de varias cosas y añadí 2 o 3 de éste tipo de papel, y la verdad es que con lápices de colores se hace muy agradable trabajar.