miércoles, 19 de septiembre de 2012

Faro en el grao.


Creo que no lo he dicho antes, pero me encantan los faros. Tienen algo de misterioso, de lugares en el confín de la tierra donde puede pasar cualquier cosa. Éste está en el grao de Castellón, aunque no es su ubicación original. Es más, fue transportado piedra a piedra hasta el lugar que ocupa ahora. Lo he realizado con ceras, tenía curiosidad en cómo me quedaría. La verdad es que la intensidad del color que se obtiene me gusta mucho, aunque no me parecen tan ágiles como otras técnicas que domino mejor. Supongo que será la falta de práctica.

5 comentarios:

Verónica Guzmán dijo...

Este también esta magnifico!

Margarita dijo...

A mí me gusta mucho como te ha qudado este faro, Eduardo. Hay un halo de misterio en tu trabajo que refleja perfectamente esa posibilidad de aventura que describes. ¿Has usado ceras grasas o de las otras más duras? Si son de las grasas, tipo Manley, es verdad que el resultado de color es muy rico, muy saturado, aunque como dices algo tosco a la hora de afinar. No sé si habrás probado a fundir el color con cera -la típica cajida de cera para muebles- y pincel o bastoncillo de esos para los oidos de los niños, o aplicar un poco de trementina y fundir el color también con pincel, dedos o bastoncillo. Se quita algo de tosquedad, se pulen las transiciones de color, pero, también se le resta mucha frescura al trabajo. Yo, en su momento lo probé pero no me gustó esa pérdida de frescura. Ahora, aunque quisiera, no podría usar la trementina ni la cera de muebles por mis problemas de alergia, así que el resultado es siempre tosco y fresco je, jee... pero tú puedes probar a ver si te gusta. También te sugiero que pruebes a usar las ceras tipo Manley sin nada más, tal cual, sobre papel de lija fino. Tamaño folio es suficiente. Usa un tema muy real. Precisamente por la tosquedad de la cera, por ese no poder fundir ni repulir y por la textura de la lija, te sorprenderá gratamente el resultado. Tus teteras, tus tazas humeantes, tus cafés y cafeteras serían perfectos. A los niños también les gusta esto de las ceras sobre lija. Para ellos,mejor algo sin muchos detalles y de volumen grande y definido.

Abrazotes

Eduardo dijo...

Me alegro que te guste el dibujillo, Verónica. Ayer visité rápidamente tu blog, pero quiero volver con más tranquilidad porque me gustó.

Gracias por tus consejos Margarita. La verdad es que mi experiencia con las ceras empieza ahora. Sí, son ceras tipo Manley. Y seguiré tus indicaciones, sobre todo lo del papel de lija debe estar genial. Aunque te debes quedar sin cera en un santiamén, jeje, porque se la comerá como el monstruo a las galletas. Un abrazote!!

Iván Beltrán Adelantado dijo...

Hola Eduardo,
He encontrado este dibujo tuyo del faro de Castellón y me ha gustado mucho, te importaría que lo retocara un poco con motivos navideños y lo publicara en una página de facebook que hay gente de la zona del puerto? creo que a ellos también les gustará mucho. Ya me paso por aquí, mañana y veo si me dejas o no.
Muchas gracias de todas formas por plasmar un trocito de nuestra tierra.

Eduardo dijo...

Claro que no me importaría Iván, me alegra que te guste. La verdad es que a mí me impresionó verlo allí en el grao, porque además los faros siempre los he visto rodeados de una atmósfera de misterio, de aventuras. Sí que me gustaría que me enviases el enlace del facebook cuando lo publiques para poder verlo. Gracias.